Sensibilidad a la cafeína

Bienvenidos a nuestro artículo sobre la sensibilidad a la cafeína. ¿Alguna vez te has preguntado por qué unas personas pueden tomar una taza de café sin problemas, mientras que otras se sienten súper energizadas o incluso experimentan efectos secundarios desagradables? ¡La respuesta está en su sensibilidad a la cafeína! En este artículo, exploraremos qué es la sensibilidad a la cafeína y cómo afecta a nuestro cuerpo. Además, te daremos consejos sobre cómo manejar tu propia sensibilidad para disfrutar de tu café sin preocupaciones. Si eres amante de esta bebida estimulante, ¡no te lo puedes perder! Así que relájate, toma una taza de café y descubre todo sobre la sensibilidad a la cafeína. ¡Comencemos!

La sensibilidad a la cafeína está determinada por la eficiencia del cuerpo humano en procesar y metabolizar la cafeína.

Esto no debe confundirse con la tolerancia a la cafeína, que describe cómo responde el cuerpo a la cafeína con el tiempo.

La sensibilidad tiene más que ver la composición genética única de una persona ya que esto determina en qué medida una determinada cantidad de cafeína afecta a una persona.

Asociación genética con la sensibilidad a la cafeína.

La cafeína es metabolizada por el hígado mediante la enzima CYP1A2. La capacidad de producir esta enzima está regulada por gen CYP1A2. Ligeros cambios en la secuencia de ADN de este gen determinan la eficiencia con la que una persona puede metabolizar la cafeína y así eliminarla del cuerpo.¹

Algunas personas genéticamente producen muy poca cantidad de esta enzima, mientras que otras producen una gran cantidad. La mayoría de la gente se sitúa en algún punto intermedio.

El gen AHR también desempeña un papel en la sensibilidad a la cafeína al regular la activación y desactivación del gen CYP1A2. El 10% de la población son metabolizadores rápidos de la cafeína y, por tanto, poco sensibles a la cafeína. ²

El tercer vínculo genético con la sensibilidad a la cafeína depende del tipo de receptores de adenosina que una persona tiene en su cerebro. Aquellos que carecen de los receptores de adenosina adecuados en su cerebro no responden a los efectos del despertar de la cafeína porque la molécula de cafeína no puede unirse a los receptores adecuadamente. ³

Utilice esto para determinar su sensibilidad a la cafeína. Realizar una prueba de ADN (como la prueba 23andMe Health + Ancestry).

6 conexiones genéticas más

lo mas la investigación actual de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontró 6 nuevas variantes genéticas relacionadas con la forma en que las personas metabolizan y desarrollan adicción a la cafeína.4

El estudio de 120.000 personas encontró:

  • 2 genes relacionados con cómo se metaboliza la cafeína.
  • 2 genes relacionados con cómo nos sentimos recompensados ​​al tomar cafeína.
  • 2 genes que regulan la grasa y el azúcar en el torrente sanguíneo en respuesta a la cafeína.

Se llevaron a cabo más investigaciones en Italia y los Países Bajos. se muestra el gen PDSS2 También puede ser responsable de la velocidad del metabolismo. Las personas con una variante particular beben menos café que otras. Se supone que el PDSS2 determina la sensibilidad con un consumo más bajo de cafeína, mientras que CYP1A2 determina el consumo con niveles más altos de cafeína.

Tres niveles de sensibilidad a la cafeína.

Según los datos genéticos que tenemos hasta ahora, podemos identificar personas con tres niveles diferentes de sensibilidad a la cafeína, lo que a su vez determina hasta qué punto se sienten los efectos de la cafeína.

1. Hipersensibilidad a la cafeína

Estas personas reaccionan a cantidades muy pequeñas de cafeína. Incluso en cantidades inferiores a 100 mg, las personas hipersensibles a la cafeína pueden experimentar síntomas de sobredosis como insomnio, nerviosismo y aumento del ritmo cardíaco.

En estas personas, la cafeína puede tardar hasta el doble en metabolizarse.

2. Sensibilidad normal a la cafeína

Las personas con sensibilidad normal a la cafeína normalmente pueden consumir entre 200 y 400 mg de cafeína al día sin experimentar efectos secundarios. Estas personas no tienen problemas para dormir siempre que consuman la cafeína lo suficientemente temprano en el día.

El la mayoría de la gente entran en esta categoría y se ha establecido la dosis diaria segura recomendada de cafeína para este grupo.

3. Hiposensible a la cafeína

Aproximadamente el 10% de la población humana es alérgica a la cafeína. Procesan la cafeína con tanta eficacia que estas personas afirman haber tomado grandes dosis (>500 mg) sin mucho efecto. Si es alérgico, puede consumir cafeína poco antes de acostarse y aun así dormir bien.

Es más probable que estas personas consuman grandes dosis de cafeína para lograr el efecto deseado.

Determina tu nivel


Para utilizar la cafeína de forma segura, es importante conocer su sensibilidad a la cafeína.

Utilizando las tres descripciones anteriores, debería poder determinar su nivel de sensibilidad a la cafeína y luego seguir nuestras recomendaciones a continuación.

  1. Para esos hipersensible En cuanto a la cafeína, te recomendamos consumirla con cuidado y evitar bebidas con alto contenido de cafeína como el café y las bebidas energéticas. El té negro o verde probablemente sea una opción inteligente para este grupo. Evitar la cafeína por completo podría ser una opción aún mejor.
  2. Esto con sensibilidad normal Deben ser conscientes de la cantidad de cafeína que consumen y mantenerla dentro de las pautas de dosis diarias seguras de entre 300 y 400 mg. Esto equivale a 2-3 tazas de café preparado (no Starbucks), dos de 16 fl.oz. Bebidas energéticas, 7-8 tazas de té negro.
  3. hiposensible La gente debería evaluar la necesidad de cafeína. Si grandes cantidades de cafeína no producen los efectos deseados como el estado de alerta, la vigilancia y la productividad, cuestionaríamos los beneficios de consumirla. Debido a que la cafeína es tóxica, grandes dosis diarias pueden causar daños con el tiempo que aún no se comprenden completamente.

La sensibilidad a la cafeína no es un problema claro.

Si bien las pautas anteriores y los niveles de sensibilidad a la cafeína se aplican a muchos, hay algunos que podrían ubicarse en algún punto intermedio.

Algunas personas pueden ser normales pero inclinarse hacia la categoría de hipersensibles o aprender a inclinarse hacia la categoría de hiposensibles. La genética humana es compleja y las personas son únicas y tienen muchas variaciones genéticas sutiles.

Además, algunas personas pueden desarrollar sensibilidad a la cafeína a medida que envejecen, en lugar de tenerla desde el nacimiento. Nuestro La expresión genética cambia con la edad..

Si no te llevas perfectamente en ninguna de las categorías de sensibilidad anteriores, ¡no hay problema! Simplemente es importante que comprendas cómo interactúa la cafeína con tu ADN único.

Referencias

Relacionado

Cualquier consejo publicado en nuestro sitio web tiene únicamente fines informativos y no sustituye el consejo médico. Caffeine Informer no hace representaciones ni garantías y renuncia expresamente a cualquier responsabilidad con respecto al tratamiento, acción o efecto de cualquier persona que siga la información ofrecida en el sitio web. Si tiene inquietudes específicas o surge una situación en la que necesita asesoramiento médico, debe consultar a un proveedor médico debidamente capacitado y calificado.

Escrito por T. Kallmyer, actualizado el 10 de diciembre de 2019

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Preguntas frecuentes sobre sensibilidad a la cafeína

Preguntas frecuentes sobre sensibilidad a la cafeína

¿Qué es la sensibilidad a la cafeína?

La sensibilidad a la cafeína se refiere a la reacción fisiológica y psicológica que una persona experimenta al consumir cafeína. Algunos individuos pueden ser más susceptibles a los efectos estimulantes de la cafeína, lo que puede resultar en síntomas como nerviosismo, insomnio, palpitaciones cardíacas y molestias estomacales.

¿Cuáles son los síntomas de la sensibilidad a la cafeína?

Los síntomas comunes de la sensibilidad a la cafeína incluyen nerviosismo, inquietud, dificultad para conciliar el sueño, aumento de la frecuencia cardíaca, trastornos gastrointestinales como acidez estomacal y diarrea, dolores de cabeza y mareos.

¿Cómo puedo determinar si soy sensible a la cafeína?

Si experimentas alguno de los síntomas mencionados anteriormente después de consumir alimentos o bebidas que contienen cafeína, es posible que seas sensible a ella. Puedes intentar reducir o eliminar la cafeína de tu dieta durante un período de tiempo y observar si tus síntomas mejoran.

¿Existen alimentos y bebidas que contienen cafeína?

Sí, la cafeína se encuentra en una variedad de alimentos y bebidas, incluyendo café, té, refrescos de cola, chocolate y algunas bebidas energéticas. Es importante leer las etiquetas de los productos para determinar si contienen cafeína.

¿Cuál es la cantidad recomendada de cafeína?

La cantidad recomendada de cafeína puede variar según el individuo. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) establece que una ingesta diaria de hasta 400 mg de cafeína es considerada segura para la mayoría de los adultos sanos. Es importante tener en cuenta que las personas sensibles a la cafeína pueden experimentar efectos incluso con cantidades más bajas.

¿Cómo puedo reducir mi consumo de cafeína?

Si deseas reducir tu consumo de cafeína, puedes considerar alternativas con menos contenido de cafeína, como café descafeinado o tés de hierbas. También es útil leer las etiquetas de los alimentos y bebidas para conocer su contenido de cafeína. Además, es importante recordar que la cafeína también puede encontrarse en algunos medicamentos y suplementos.

¿Qué otros factores pueden influir en la sensibilidad a la cafeína?

Además de la individualidad de cada persona, factores como el metabolismo, la edad, el peso, el estado de salud y la tolerancia previa a la cafeína también pueden influir en la sensibilidad a esta sustancia.

¿Debo consultar a un médico si creo que soy sensible a la cafeína?

Si experimentas síntomas graves o persistentes de sensibilidad a la cafeína que afectan tu calidad de vida, es recomendable que consultes a un médico. Ellos podrán evaluar tus síntomas y brindarte orientación adecuada.

Referencias externas:

  1. MedlinePlus – Sensibilidad a la cafeína
  2. Administración de Alimentos y Medicamentos – Información sobre cafeína


Deja un comentario