Reseña de Rancilio Silvia – ¿Está sobrevalorada esta máquina de café espresso?

Si eres un apasionado del café espresso, es probable que hayas escuchado hablar sobre la famosa máquina de café Rancilio Silvia. A lo largo de los años, esta máquina ha ganado una reputación impresionante en el mundo del café, pero ¿realmente está a la altura de su fama? En esta reseña, exploraremos en detalle la Rancilio Silvia y analizaremos si esta máquina de espresso está sobrevalorada o si realmente merece su reputación estelar.

No es exagerado decir que Rancilio Silvia es una especie de leyenda. Durante 20 años, ha sido la primera opción para cualquiera que busque una experiencia de barista con un presupuesto limitado. Sin embargo, no está exento de defectos.

La señora Silvia goza de una buena reputación por su calidad. Pero, ¿es esta la máquina de café espresso adecuada para tu hogar? Sigue leyendo nuestra nueva reseña de Rancilio Silvia para descubrirlo.

Resumen: El Rancilio Silvia

  • Construído para perdurar
  • Piezas de calidad profesional.
  • Excelente calidad del expreso

Soy propietario de esta máquina desde hace 17 años; ¡es un tanque! Todo está diseñado para sobrevivir al apocalipsis.

– Cliente

¿Dónde comprar Rancilio Silvia?

Como siempre, estamos aquí para ti. Nos gustaría informarle sobre diferentes opciones para adquirir una máquina de café espresso Rancilio Silvia. Todos los vendedores seleccionados son nuestra opción de confianza, por lo que podrás elegir uno de ellos sin preocupaciones:

Detallista
Selección del editor
Selección del editor
café cris
  • Marca enorme, confiable y familiar
  • Especialistas en máquinas prosumer
  • Fantástica atención al cliente
Gran café
  • Gran selección de dispositivos.
  • Diferentes ofertas
  • Muchas opciones individuales
Café Majestad
  • Ofrece una amplia gama de dispositivos.
  • Viene con una garantía limitada
  • Envío terrestre gratuito (envío exprés disponible)

Informe de prueba de la máquina de café expreso Rancilio Silvia

El Rancilio Silvia nunca debería existir. La marca italiana existe desde 1927, pero durante décadas sólo produjo máquinas de café espresso comerciales. Según cuenta, en 1997 presentaron el prototipo Silvia como regalo a algunos de sus mayores importadores de máquinas con calidad de restaurante (1). Inmediatamente reconocieron el potencial de una máquina doméstica y Silvia se convirtió en la mayor vendedora de la marca.

A diferencia de muchas otras máquinas de esta clase, la Silvia ha cambiado poco desde su introducción. Claro, Rancilio creó una versión profesional de Silvia. Sin embargo, el modelo original no tuvo revisiones modernas en las características generales ni en el diseño, solo algunos cambios en componentes como los materiales de la caldera o la boquilla de vapor. Aquí encontrará más información sobre qué esperar de esta máquina clásica.

Como lo calificamos

  • Capacidad de elaboración de cerveza
  • la facilidad de uso
  • leche espumada
  • Calidad de construcción
  • Limpieza y mantenimiento

Capacidad de preparación – 4/5

Quizás lo más importante que hay que saber sobre la Rancilio Silvia es que es una máquina con caldera. Si bien eso es completamente normal para una máquina de café expreso que cuesta poco menos de $ 1,000, una caldera doble es algo que esperaría de un modelo profesional como estas máquinas. Una caldera doble permite que la máquina caliente agua por separado para preparar y cocinar al vapor. Esto significa que no hay retraso entre los dos procesos y ambos se realizan a la temperatura correcta. Con una caldera de este tipo hay que aprender a afrontar las fluctuaciones y el tiempo de inactividad de la máquina. Este es exactamente el caso de Rancilio Silvia.

La caldera individual, que se utiliza tanto para preparar cerveza como para cocinar al vapor, tiene capacidad para 12 onzas. Esto es significativamente mayor que las 3,5 onzas que ofrece su principal competidor, el Gaggia Classic Pro. La desventaja de una tetera más grande es el mayor tiempo de calentamiento entre bebidas, pero la increíble producción de vapor de Silvia significa que puedes hacerlo fácilmente una detrás de otra.

Debido al sistema de bombeo de Silvia, no es posible una conexión directa a la tubería de agua. Pero el recipiente de agua de 67 onzas debería darle suficiente con qué trabajar. Es de fácil acceso e incluso se puede rellenar mientras la máquina está en funcionamiento.

termostato

Aunque aquí sólo hay una caldera, Rancilio Silvia utiliza tres termostatos diferentes. Hay uno para preparar cerveza, hacer espuma y agua caliente, configurado específicamente a la temperatura ideal para estas tareas. Sin embargo, no tiene la opción de ajustar ninguno de estos termostatos. Entonces, si descubre que el agua está demasiado caliente o demasiado fría, debe revisar la lectura de temperatura o incluso reemplazar el termostato.

Hervidor de latón

Una forma que tienen los fabricantes de máquinas de café expreso de reducir significativamente sus costes de producción es el material utilizado para la caldera. En las máquinas más baratas es más probable que veas acero inoxidable o incluso aluminio. El Silvia utiliza latón de calidad marina, lo que lo hace más resistente a la corrosión. El latón es una aleación que contiene cobre y zinc. Aunque no tiene la conductividad térmica del cobre puro, sigue siendo una excelente opción rentable para una caldera.

El elemento calefactor en sí está hecho de acero inoxidable. Sin embargo, en los modelos a partir del V4 (2014) en adelante iba atornillado a la caldera y no soldado. Este cambio aparentemente pequeño significa que si el elemento se quema, ahora es más fácil reemplazar esta pieza que toda la caldera.

bomba de vibración

El agua del tanque a la unidad de preparación se bombea mediante una bomba vibratoria de 48 W. Es capaz de alcanzar una presión de 15 bar en el lado de la bomba, muy por encima de los 9 bar necesarios para la extracción de espresso. Un motor de vibración es estándar para la mayoría de las máquinas de café expreso diseñadas para uso doméstico y se utiliza en muchas máquinas de consumo profesional. La otra opción es una bomba rotativa, que está presente en todas las máquinas disponibles en el mercado. Las máquinas con bomba rotativa deben conectarse directamente a un suministro de agua, mientras que las máquinas vibratorias tienen un tanque de agua.

Aparte del hecho de que son menos costosas de fabricar, este tipo de bomba es preferible para las máquinas domésticas porque genera presión más rápidamente, lo que hace que el tiempo de arranque sea mucho más corto cada mañana (2). La desventaja de estas bombas es que hacen mucho más ruido debido a su forma de funcionar.

Facilidad de uso – 3,5/5

Rancilio Silvia siempre ha sido conocido como una máquina para puristas, sin presets y sin automatización. Dependiendo de cómo se mire, esto puede hacerlo más o menos fácil de usar. Si estás familiarizado con una máquina de café espresso, significa que nada se interpone entre tú y tu café ideal. Pero como novato, la falta de configuraciones podría llevar a una curva de aprendizaje pronunciada.

Por facilidad de uso nos referimos a lo que puede esperar cuando entra en contacto con una máquina semiautomática por primera vez. Pero si ha usado este tipo de cafetera antes, probablemente encontrará que los sencillos controles de Silvia hacen que sea bastante fácil preparar un trago de espresso. Perfeccionar tu cerveza podría ser una historia diferente. Como comentamos anteriormente, la caldera única significa que hay que tener en cuenta las fluctuaciones de temperatura de la máquina. Pero hay formas de evitar esto, como por ejemplo, navegar por la temperatura e instalar un PID.

Silvia no tiene mucha tecnología fácil de usar, pero tiene un soporte para calentar tazas. Puede que esto no parezca gran cosa. Sin embargo, si eres nuevo en la preparación de café con una máquina semiautomática, es probable que cada proceso tarde un poco más, por lo que agradecerás que al menos tu café no se enfríe.

Panel de control

A tono con el resto de la máquina, el panel de mandos es reducido y muy práctico. No hay ningún texto en los interruptores que indique para qué sirven. Entonces debes recordar qué significa cada símbolo. Pero como sólo hay cuatro, no será demasiado difícil.

Quizás el mayor obstáculo para la usabilidad de la pantalla es la falta de un manómetro.

En el medio está el botón de encendido, que tiene el símbolo de encendido universal en los modelos más nuevos; los modelos más antiguos tenían un símbolo de rayo. Aquí hay una luz que se enciende cuando la máquina está encendida y otra que te indica que ha terminado de calentarse. Los tres interruptores basculantes laterales son para café expreso, agua caliente y vapor. Todo esto se hace de forma completamente manual. Por lo tanto, debes configurar el tiempo de extracción del espresso y presionar el interruptor nuevamente para detener el flujo de agua.

Surf de temperatura

Como hemos mencionado anteriormente, la Silvia es una máquina de una sola caldera. Esto significa que si cambias entre espumar leche y extraer café, la máquina no estará a la temperatura ideal de preparación. Y no tiene sentido comprar buenos frijoles si simplemente los vas a quemar. La solución para lograr los niveles correctos es el surfing de temperatura, lo que esencialmente obliga a la máquina a bajar la temperatura más rápido que si se le permitiera enfriarse por sí sola.

Un método simple de surf de temperatura asegurará que no se produzcan golpes amargos, mientras que se requiere una técnica de surf de temperatura más avanzada para garantizar que los golpes amargos/quemados sean cosa del pasado.

Después de haber espumado la leche y eliminado los residuos, debes colocar un recipiente de repuesto debajo del tubo de vapor. Al encender el botón de agua caliente, la caldera acepta más agua fría del tanque de almacenamiento, lo que hace que la temperatura baje. La luz indicadora de la resistencia se enciende indicando que el agua está demasiado fría y la caldera se está calentando nuevamente. Aquí es cuando detienes el flujo de agua.

Dado que la máquina funciona con un termostato, la temperatura aumentará por encima del nivel requerido antes de que el elemento se apague nuevamente. Entonces, cuando vea que la luz indicadora se apaga, deberá esperar 30 segundos para que la temperatura baje a la temperatura de preparación ideal. Controlar la temperatura puede parecer un poco complicado al principio, pero una vez que lo domines, podrás mejorar la calidad de tu espresso.

Adaptación de un PID

Silvia es una excelente candidata para instalar un controlador PID. Una de las mayores desventajas de esta máquina son las fluctuaciones de temperatura, que se deben tanto a la caldera individual como al hecho de que funciona con un termostato tradicional. Utilizando una computadora a bordo y una serie de algoritmos, el PID puede garantizar una temperatura constante con una precisión de 1 grado. Sin embargo, aún es necesario gestionar el cambio de temperatura entre los procesos de preparación y cocción al vapor.

El PID también le permite realizar funciones que no están disponibles en la máquina normal, como por ejemplo: B. Pre-elaboración y sincronización del tiro. Puede comprar un kit que se conecta a su máquina actual, pero algunos minoristas también ofrecen Rancilio Silvia con el PID ya instalado.

Espumar leche – 5/5

La integración de piezas profesionales de Rancilio en Silvia marca una gran diferencia cuando se trata de espumar leche. Es realmente una de las características más destacadas de la máquina: su capacidad para producir microespuma con calidad de café: solo tienes que saber lo que estás haciendo.

No hay asistente de espuma ni varilla Panarello como suele encontrarse en otras máquinas de café expreso. Recibirá una boquilla de vapor de calidad comercial con una punta de bellota articulada para un fácil manejo. Los modelos anteriores eran de latón cromado y sufrían el mismo problema de descamación que la cubierta del cabezal del grupo. Pero a partir del V6, fue reemplazado por una versión duradera de acero inoxidable.

Una vez más, la desventaja de esta cualidad profesional es que requiere más habilidad para utilizarla. Las varillas auxiliares para hacer espuma facilitan la creación de espuma, pero generalmente no logran desarrollar las texturas finas necesarias para algo como un café con leche. Se necesita práctica para dominar el texturizado de la leche, pero si te gustan las bebidas a base de leche, definitivamente vale la pena el tiempo y el esfuerzo.

Calidad de construcción – 5/5

Rancilio tomó la sabia decisión desde el principio de centrarse menos en la apariencia y más en la calidad y la función. Todos sabemos que el exterior cuadrado es una carrocería de acero inoxidable y nos encanta. A diferencia del aluminio o el plástico, puedes encontrarlos en máquinas más baratas. En el interior se encuentran todas las piezas profesionales, también de metal. Es un caballo de batalla sólido con una construcción simple que permite reparaciones fáciles en caso de que alguna pieza se rompa. No está de más que la Silvia esté fabricada en Italia, donde tienen mucha experiencia perfeccionando la máquina de espresso.

Conclusión: no encontrará equipos para consumidores profesionales mucho mejores a este precio.

Aunque las piezas metálicas tienen una vida útil más larga que las de plástico, son susceptibles a oxidarse. Esto es a lo que debe prestar atención al realizar el mantenimiento de su máquina o al comprar una máquina usada.

manipulación

Afortunadamente, el manipulador incluido se ha modernizado un poco en los últimos años. En los modelos más antiguos había un émbolo de plástico liviano que estaba completamente en desacuerdo tanto con la calidad de la máquina como con la experiencia de quienes probablemente la usarían. Era bastante común comprar un apisonador por separado para estas máquinas. Pero a partir del modelo V6, encontrará un machacador pesado con una base plana de acero inoxidable y un mango de madera negra.

Portafiltro

Como era de esperar, Silvia está equipada con un portafiltro comercial de 58 mm. Desde el lanzamiento del modelo V1 en 2000, ha sido idéntico al utilizado en la línea profesional de Rancilio. El diámetro de 58 mm es importante porque facilita el seguimiento de recetas desarrolladas en máquinas comerciales (3). Muchas máquinas domésticas tienen portafiltros más pequeños y, si no se llenan con la misma cantidad de café molido, la proporción agua-café puede verse afectada.

El portafiltro está fabricado en latón cromado por lo que se adapta cómodamente a la mano y ayuda a mantener una temperatura constante durante la extracción. Su compra viene con una canasta de filtro no presurizada de un solo disparo (8 g) y de doble disparo (16 g). Estos son menos indulgentes con alguien que es nuevo en una máquina o que tiene una amoladora inferior. Pero al final, producen un espresso de mejor calidad porque tienes más control sobre el trago.

Lider de grupo

Al igual que el portafiltro, el cabezal del grupo es una pieza comercial de 58 mm fabricada en latón térmicamente estable. Tradicionalmente, la cubierta estaba hecha de plástico cromado, pero el cromado tendía a desprenderse. Los modelos más nuevos tienen una cubierta de grupo de plástico negro.

Comprar un Rancilio Silvia usado

Un enorme mercado usado para estas máquinas es un testimonio de la calidad de construcción de Rancilio Silvia. Se sabe que este robusto clásico italiano permanece en buenas condiciones durante varias décadas, y muchos propietarios eventualmente pasaron a máquinas de gama alta durante este tiempo.

Comprar a un revendedor de buena reputación es la mejor manera de evitar estafas o limones, pero a menudo estos provienen de vendedores privados. Lo ideal es ver la máquina en persona antes de comprarla para poder probar un espresso y comprobar que la boquilla de vapor funciona correctamente. Si está comprando en línea, verifique si el vendedor graba un video de ellos usando la máquina. Pregunte con qué frecuencia se descalcificó el electrodoméstico, qué tipo de agua se utilizó y si se reemplazó o reparó alguna pieza.

Competidores de Rancilio Silvia

Aquí encontrarás una breve comparación de las características de las alternativas más populares al Rancilio Silvia.

Cafetera espresso semiautomática de Prosumer

Cafetera espresso semiautomática

Cafetera espresso semiautomática

Cafetera espresso semiautomática

Cafetera espresso semiautomática

Acero inoxidable cepillado, negro

Acero inoxidable cepillado, sésamo negro, rojo arándano

Acero inoxidable cepillado, sésamo negro

Acero inoxidable cepillado, sésamo negro

9,25 x 11,25 x 13,7 pulgadas

11,5 x 13,7 x 13,25 pulgadas

Cerveza casera certificada por SCA

Limpieza y mantenimiento – 4/5

Por muy divertido que pueda ser tener la experiencia práctica de usar una máquina semiautomática, significa que también puedes practicar la limpieza. No hay ciclos de limpieza con botones: todo debe hacerse manualmente.

Esto significa que debes limpiar la boquilla de vapor diariamente y vaciar el portafiltro después de cada uso. Lo más probable es que también vacíes la bandeja de goteo, que es más pequeña de lo que cabría esperar. Debes lavar a contracorriente el Siliva con agua semanalmente y descalcificarlo cada 1 o 2 meses, dependiendo del agua que utilices. En el lado positivo, la bandeja de goteo, el reposavasos y el tanque de agua son todos extraíbles, por lo que puedes limpiarlos fácilmente en el fregadero.

Tenga en cuenta que Rancilio Silvia no contiene filtro de agua y ningún filtro de agua cabe en el recipiente. Así que si no quieres descalcificar más a menudo, deberías utilizar agua filtrada previamente. Sin embargo, puedes agregar un kit de ablandador de agua para ayudarte si el agua en tu área es particularmente dura.

Electroválvula de tres vías

Todas las máquinas de café espresso tienen una válvula en el cabezal del grupo. La válvula se abre para dejar pasar el agua cuando se enciende la bomba. En máquinas más baratas, se trata de una simple válvula de goma accionada por resorte que está abierta o cerrada. El problema con esto es que después de disparar, inevitablemente saldrá algo de goteo, lo que resultará en un desastre húmedo y fangoso en el portafiltro.

Entonces, lo que debes buscar en cualquier buena máquina de café espresso es una válvula solenoide de tres vías. Esto controla el flujo de agua entre la caldera, el cabezal del grupo y el orificio de drenaje. Cuando la bomba está funcionando, el agua fluye libremente entre la caldera y el cabezal del grupo mientras el drenaje está bloqueado. Al final de la extracción, se cierra la abertura hacia la cabeza del grupo. El agua y la presión adicional se desviarán al puerto de drenaje (4). Esto significa una extracción más limpia y un disco seco que puedes sacar fácilmente.

Contracargo de Rancilio Silvia

Es posible que la gente te haya aconsejado que no contracargues a Silvia. Y de hecho, Rancilio no la recomendó durante un tiempo, al considerarla innecesaria en una máquina de café expreso casera. Pero ahora notarás que se incluye una lavadora de retrolavado.

Cosas que nos gustaron:

  • Portafiltro de estilo comercial de 58 mm
  • Calidad de construcción excepcional por el precio.
  • Rendimiento de vapor superior a la media y boquilla de vapor profesional
  • Electroválvula de 3 vías

Cosas que no nos gustaron:

  • No es posible preparar y cocinar al vapor al mismo tiempo.
  • El diseño cuadrado no atraerá a todos
  • Sin manómetro

No compres el Rancilio Silvia si…

  • Quieres algo más barato: En cuanto a las alternativas de la misma clase, a menudo se compara al Rancilio Silvia con el Gaggia Classic Pro. También es una máquina semiautomática con caldera y muchas de las mismas características que la Silvia, como una lanza de vapor profesional (una mejora de la lanza de vapor Panarello de Gaggia Classic).
  • No tienes un buen molinillo de café: Aunque se trata de una máquina prosumidora, Miss Silvia no lleva molinillo de café incorporado. Si tu presupuesto lo permite, puedes comprar uno por separado o hacerte con un Gaggia Brera por menos del precio de un Silvia. No solo tiene un molinillo de espresso incorporado con molinillo de cerámica, sino que también es completamente automático y muele desde el grano hasta la taza, lo que lo convierte en una relación calidad-precio increíblemente buena.
  • quieres conseguir En realidad Toma en serio tu café: Si tienes mucho dinero y quieres ver cuánto puedes ganar con él, existen opciones más llamativas que la Silvia. La Alex Duetto pertenece más a la clase «profesional» de máquinas de consumo, equipada con una bomba rotativa y la posibilidad de enchufarse. Y si quieres algo del siguiente nivel, está la legendaria máquina de café expreso Slayer con tecnología patentada para un increíble control del flujo del café.
  • Necesitas una máquina comercial: El Silvia está dirigido principalmente al barista casero. Si necesita algo para una cafetería o para una gran cantidad de tragos, el Rancilio Classe V podría ser una mejor opción.

El juicio

Nuestra revisión de la máquina de espresso Rancilio Silvia le mostró lo excelente que es la máquina de espresso Rancilio Silvia para su hogar. Es cierto que existen algunas peculiaridades y limitaciones. Pero una vez que sepas cómo usarlo, serás recompensado con un delicioso espresso.

Y si eres un novato, no dejes que la curva de aprendizaje te desanime. La máquina de café expreso Rancilio Silvia es una excelente manera de aprender todo lo que necesitas saber sobre cómo preparar café.

ver en Chris Café

  1. Reparación de máquinas de espresso Rancilio Silvia. Lo arreglaré. (Dakota del Norte). https://www.ifixit.com/Device/Rancilio_Silvia_Espresso_Machine.
  2. La asombrosa tecnología detrás de la Rancilio Silvia V6 2020. Las mejores máquinas de espresso. (2021, 31 de marzo). https://www.bestespressomachines.co.uk/reviews/the-amazing-technology-behind-the-rancilio-silvia-v6-2020/.
  3. Reseña de Rancilio Silvia: ¿Vale la pena comprarlo en 2021? Bebe café. (2021, 7 de enero). https://sipcoffeehouse.com/rancilio-silvia-review/.
  4. Electroválvula de 3 vías. Todo amor por el café con leche. (26 de agosto de 2019). https://www.wholelattelove.com/blogs/tech-tips/3-way-solenoid-valve.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Reseña de Rancilio Silvia – ¿Está sobrevalorada esta máquina de café espresso?

Reseña de Rancilio Silvia – ¿Está sobrevalorada esta máquina de café espresso?

La Rancilio Silvia es una de las máquinas de café espresso más populares en el mercado, pero hay quienes cuestionan si realmente vale la pena su precio. En esta reseña, responderemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta máquina de café.

¿Qué hace que la Rancilio Silvia sea tan especial?

La Rancilio Silvia se destaca por su construcción de alta calidad y su capacidad para producir café espresso de nivel profesional en el hogar. Su diseño duradero y su potente caldera la convierten en una opción popular entre los amantes del café que buscan una experiencia de café de alta calidad en casa.

¿Por qué algunas personas consideran que está sobrevalorada?

Algunas personas consideran que la Rancilio Silvia está sobrevalorada debido a su precio, que puede ser más alto que otras máquinas de café espresso en el mercado. Sin embargo, muchos argumentan que su calidad de construcción y su capacidad para producir café de alta calidad justifican su precio.

¿Qué características destacadas tiene la Rancilio Silvia?

La Rancilio Silvia cuenta con un portafiltros de latón cromado, una caldera de latón de 0,3 litros y una varilla de vapor de acero inoxidable. Además, su diseño compacto la hace ideal para hogares con espacio limitado en la cocina.

¿Qué opinan los usuarios de la Rancilio Silvia?

Las opiniones de los usuarios sobre la Rancilio Silvia son generalmente positivas, destacando su durabilidad, facilidad de uso y la calidad del café que produce. Sin embargo, también suelen mencionar que requiere práctica para dominar su técnica y obtener resultados consistentes.

¿Vale la pena invertir en una Rancilio Silvia?

Si eres un amante del café espresso y buscas una máquina de alta calidad para disfrutar de café de nivel profesional en casa, la Rancilio Silvia puede ser una excelente inversión. Aunque su precio puede ser un obstáculo para algunos, su durabilidad y capacidad para producir café de alta calidad la convierten en una opción a considerar para los entusiastas del café.

En resumen, la Rancilio Silvia es una máquina de café espresso que ha generado opiniones divididas, pero su calidad de construcción y capacidad para producir café de alta calidad la hacen destacar en el mercado de las máquinas de café caseras.


Deja un comentario